Aceite de Oliva
Las cremas con Aceite de Oliva son magníficas para hidratar, nutrir y regenerar la piel. El Aceite de Oliva es el auténtico “ORO LIQUIDO” de las grasas vegetales, y un arma poderosa contra las arrugas y el envejecimiento

PROPIEDADES DERMOCOSMÉTICAS

El aceite de oliva es un excelente remedio natural para el tratamiento de la piel y del cabello.
Muchas son las cualidades que hacen del aceite de oliva un excelente aliado para la salud de los tejidos del cuerpo:
• Se trata de una fuente muy rica en ácidos grasos esenciales que contribuyen a restaurar los niveles naturales de humedad de la piel.
• El principal componente del aceite, el ácido oleico, es un constituyente de las membranas celulares y de la piel.
• El aceite de oliva es un útil emoliente corporal que se usa incluso para la realización de masajes terapéuticos.
• Tiene un notable efecto tonificante de la epidermis.
• Protege la piel frente a factores ambientales externos, la hidrata y mantiene la estructura íntegra de la dermis, permitiendo una mejor regeneración y por lo tanto, una mayor firmeza.

COMPOSICIÓN

Los triglicéridos, ácidos grasos, e hidrocarburos como el escualeno presentes en el aceite de oliva participan en el mantenimiento de la cohesión celular del estrato córneo (capa externa de la epidermis), producen una acción humectante que favorece la conservación del nivel hídrico de la piel, manteniendo la piel elástica, hidratada y lisa. Por otra parte, las sustancias antioxidantes (polifenoles, vitamina E y ácido oleico) actúan atrapando radicales libres, lo que contribuye a retrasar el envejecimiento cutáneo.